Impermeabilización sótanos

Para poder disfrutar de un sótano sin humedades, es muy importante que este impermeabilizado. Esto nos evitara posibles filtraciones de agua y humedades por capilaridad.

Impermeabilización sótano

Si necesitas un profesional que te ofrezca un diagnóstico gratuito, puedes elegir entre las mejores empresas de reparación de humedades en sótanos de España aquí.

Impermeabilizaciones para sótanos

Un sótano tiene que ser estanco, para evitar las filtraciones de agua y las capilaridades. Para ello se colocan diferentes sistemas de impermeabilización en cada zona:

  • Impermeabilización de techos sótanos: en caso de que el techo del sótano este cubierto de tierra, se coloca una impermeabilización que evite el paso del agua. Como el agua se filtra por el efecto de la gravedad, basta con colocar un sistema impermeabilizante que trabaje a presión directa. Los sistemas más utilizados son:
    • Las láminas asfálticas.
    • Láminas de pvc.
    • Membranas de betún modificado.
    • Membranas de poliuretano.
  • Impermeabilización de muros sótanos: si el muro del sótano está a la intemperie, se aplica un sistema impermeabilizante para fachadas. Si por el contrario está enterrado, existen diferentes métodos para impermeabilizar muros:
    • Impermeabilización de muros desde el exterior: para ello se retira la tierra que hay detrás del muro, haciendo una excavación, luego basta con colocar una impermeabilización que trabaje a presión directa (se suele acompañar de un sistema de drenaje).
    • Impermeabilización de muros desde el interior: en este caso, se aplica un sistema de impermeabilización que trabaje a contra presión (tiene que aguantar la presión del agua) y los más utilizados son los morteros cementosos o los polímeros. Existe un sistema para impermeabilizar detrás del muro, esto se consigue haciendo taladros e inyectando resinas impermeables desde el interior. Estos sistemas son más caros, pero cuando hay mucha presión de agua pueden ser la única solución.
  • Impermeabilización de paredes sótanos: una vez impermeabilizado el techo y el muro, los tabiques solo pueden absorber la humedad desde el suelo. Para ello se pueden utilizar dos métodos:
    • Impermeabiliza física: consiste en colocar una lámina o membrana impermeabilizante debajo del tabique. Esto evita que las paredes absorban la humedad del suelo.
    • Impermeabilización química: este método consiste en hacer unas perforaciones en la solera del tabique, para inyectar un líquido que forma una barrera impermeable. La barrera impermeable se forma por una reacción química.
  • Impermeabilización de suelos sótanos: en caso de que la solera vaya apoyada sobre el terreno, hay que colocar una impermeabilización para evitar que absorba humedad. Esto puede hacerse de diferentes formas:
    • Impermeabilizando debajo del suelo: esto se consigue colocando una lámina impermeabilizante antes de hacer la solera (el sistema más económico) o inyectando resinas impermeables desde la parte superior (con la solera hecha).
    • Impermeabilizando encima del suelo: para ello se utilizan sistemas impermeabilizantes líquidos que trabajan a contra presión (para aguantar la presión del agua). Los más utilizados son los morteros impermeabilizantes cementosos o los polímeros.

Si todas las zonas de nuestro sótano están correctamente impermeabilizadas, no tendremos que preocuparnos nunca más de los problemas de humedades.

VN:F [1.9.22_1171]



Etiquetado en:


Deja tu opinión


+ uno = 7